carta para mi madre

May 12, 2014

a mi madre en la ocasión de mis 36 primaveras,

gracias por juntarte con el viejo. y enredarse. y entrelazarse en un Amor tan bello. pues fue el regalo de ese Amor que se abrió para darme vida.

gracias por velar sobre mi. por la curita’ que tanto me hacia creer que sanaba cualquier herida. gracias por los juguetes. por aquellos sacrificios que nunca sabré hiciste. gracias por las noches de desvelos. por los sobresaltos. gracias por darme aquel último bocado de tu boca, porque yo quería un poco mas. gracias por la ropa y los zapatos (aquellos que tanto detestaba ponerme). gracias por tus abrazos. por protegerme. a veces hasta de ti.

gracias por creer en mi. en mis sueños. por dejarme explorar. por alimentar mis curiosidades. por darme alas.

gracias por los desacuerdos. por los momentos de tensión. por los desacuerdos. porque fueron esos momentos donde sin saberlo, más nos acercábamos.

hoy celebro mi vida como una extension de la tuya. y aunque sigo mi propio rumbo, lleva esencia de ti. lleva características tuyas: esfuerzo, empeño, valor, fe, resistencia, espíritu luchador…

de tu vientre llevo aquello flujo que no deja de protegerme. aun fuera de ti, sigo adentro.

ya sabes, si tuviese que nacer de nuevo: solo de tu vientre, solo de tu sangre, solo de tu Amor.

te amo.

tu hija. siempre.

Advertisements

su voz

December 13, 2012

escuche su voz.
en ese instante la reconocí.

sonabas como amanacer de campo,
sonabas a lluvia en las montañas,
sonabas a gallo mañanero.

hola, ¿que tal?
hola tu.
dos horas y seis minutos,
la primera conversación
(de esta vida).
entre risas y cosa pequeñas,
mi corazón se hacia mas grande.

todo tan natural. como rio
camino al desemboque.

me dormí pensando en la dulzura de su voz.
amanecistes en mis cuerdas vocales
como canción de cuna,
tierna y recíen renacida.

queria gritar.

llevo años soñandote.

encontre rastros de usted
en otros amores
pero siempre faltaba mas.

y es que, Usted…
Usted condensa mis deseos
y anhelos en su mirada.
en sus ojos se refleja
mi alegría multiplicada
a la infinita potencia.

y yo caí rendida
en su voz.

kiskeya

March 2, 2012

yo nací de tu vientre.

el amor de mis padres
hizo fiesta una noche de septiembre
en tu santo domingo.
celebraron el natalicio de mi padre
y ocho meses después
llegue yo a ser tu hija…

apenas entrando a mis cuatro años
me arrancan de tu ceno, rumbo a, disque’ mejores horizontes.
llega la niña
a la ciudad de los rascacielos.

el frío llego muy rápido,
los inviernos son cruel…largo.
y la nieve no sabe a yun-yun.

aquí el calor se encuentra en el recuerdo del sol de tus playas.

no me crie en tus calles.
pero camino tus callejones
cuando me imagino en ti.

cuando era niña
mis visitas en las navidades y los veranos
siempre me llenaron de alegría.
aun llevo el sazón de la cocina de mi abuela
en el paladar de mi memoria.

e recorrido muchas partes
de tu cuerpo. me enamore en bahía de las águilas, sentí el latido de mi corazón
en santiago. en aquel salto en samaná,
me bautizaste. en punta cana descanse.
la romana me dio de beber. y en san juan
ahogue mis penas.

tu belleza me roba el aire
y le da alas a mi alma.

el silencio de tus campos. la alegría de tus playas.
hasta el afán de la capital lleva algo de poesía.

eres poema de belleza y amargura.
eres la bachata mas agridulce
que se escapa de un colmadón,
acompañado de johnny walker.

un merengue de salón que enamora
bajo un vino tinto.

eres la alegría en una mesa de domino.
eres la paz junto a las aguas que llegan a tus orillas
para descansar su jornada en la cama de tu arena.

tu historia me conmueve.
tu futuro me preocupa.

no estoy presente en tu día-a-día.
solo se que cuando piso tu tierra fértil,
mis labios quieren besarte.

si aquellos en poder pudieran ver tu valor
mas allá de sus intereses personales.
si le dieran prioridad a la educación
si la infraestructura de barrios pobres llevaran mas cemento,
estuvieran mas firme en sus sueños.
si no hubiese tanta pobreza. tantos niños con hambre.
fuese kiskeya bella en todos sus aspectos.

tu gente esta sedienta por una oportunidad a tan solo una oportunidad honesta.

yo. tu hija, que a millas de tu calor,
te siente en el frio de esta tierra que nunca me dio la bienvenida.

te llevo siempre presente. tu nunca me diste una despedida…

una madre, nunca olvida su hija.